¿Qué es esto?

 ‘Esto No Es Un Unicornio’ es una obra de arte como otra cualquiera, con sus admiradores y sus detractores. Una pieza que nace con el propósito de generar un debate sobre qué se considera arte y cuál es el valor real de cada obra. Por eso vamos a ser nosotros mismos, como efímeros propietarios, quienes la vayamos revalorizando con nuestro interés y promoción. Podríamos imaginar que por cada manos que pase sumará 10€ a su valor anterior. Por ejemplo, cuando el Unicornio haya tenido ya 10 propietarios valdrá 100€. En realidad se trata de la obra de arte más banal y jodidamente estúpida que se ha creado. Aunque, pensándolo bien, no mucho más que una lata de tomate o un urinario invertido.
 La gracia de todo esto y por qué nos puede interesar la extraordinaria aventura del inquieto Unicornio es porque algún día los periódicos y la televisión hablarán de este inútil proyecto y entonces todos se pelearán por haber tenido entre sus manos la, ahora, jodidamente buena obra de arte que se creó un día para ver hasta dónde podía llegar un globo de feria pinchado. Y el nombre de cada persona que un día quiso jugar a ser mecenas y coleccionista aparecerá junto a La Obra (ya en mayúsculas). Y esa Obra acabará colgada de la pared de un museo de reputado prestigio, custodiado por un vigilante uniformado y fotografiado compulsivamente por miles de fanáticos del arte conceptual-emergente.
¿Será posible? ¿Conseguiremos que nuestro nombre aparezca en una sala del Museo Reina Sofía, la Tate Modern o el Centre Pompidou?